23 mar. 2011

Jugar, jugar, jugar... con casas de muñecas

De pequeña nunca tuve una casa de muñecas, supongo que, aunque suene a pecado, yo era más de las Barbies. Pero sin dudarlo si hubiera tenido una, sería igualita a esta maravilla. Es una casa de los años sesenta que pertenece a la mamá de Hilda Grahnat, la autora del inspirador blog que lleva su nombre. La han conservado perfecta a lo largo de los años, como ella misma dice eran extremadamente cuidadosos cuando jugaban con ella. Me ha parecido tan fantástica que creo ha de ser la protagonista indiscutible del post, así que sin más os dejo que disfrutéis con las fotografías que Hilda la ha hecho. 








No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...